26 DE JULIO DE 1952: FALLECIMIENTO DE EVITA

Por Ángel Pizzorno

No hay precedentes en nuestro país de una personalidad como la de Evita que en tan poco ocupará semejante lugar en la memoria y el corazón de nuestro pueblo. El voto femenino, la integración masiva de las mujeres a la vida política y otros avances fundamentales, llevan su marca. Pero es imposible hablar de ella sin recordar la cuestión social.

El General asume la presidencia de la Nación en 1946. Evita a través de la Fundación Eva Perón, comienza a desplegar una tarea titánica. La acción social reemplaza a la beneficencia. Dijo Perón: “Ella a través de la Fundación, atendía las urgencias; mientras yo construía la casa grande que nos cobijaría a todos”. Por su parte el padre Hernán Benítez, confesor y amigo, nos dejó su testimonio: “… es evidente que no por sus errores, sino por sus aciertos la amó el pueblo
apasionadamente como, por esos mismos aciertos, y no por sus errores, la odió el antipueblo.

Ella no comprendía que pudiera apellidarse cristiana una civilización que cada año condena a morir de hambre a 80 millones de personas, en la que los dos tercios padecen desnutrición y el 15 por ciento posee y goza de más bienes que el 85 por ciento restante. Incomprensible estado de injusticia social luego de dos mil años de predicación del
Evangelio… Los Derechos Humanos no eran para Eva Perón un rosario de bonitos apotegmas ni de quiméricos ensueños.

La defensa de esos derechos, cuando va de veras, importa un compromiso existencial. Importa una toma de posición. Importa una lucha cotidiana por un orden más justo. Ella no comprendía que pudieran defender de verdad los Derechos Humanos desde la vida fastuosa, la mesa regalada, la mansión suntuosa, le parecían un insulto cruel al pobre, a Cristo, al Evangelio.

Su indisimulada enemistad respecto a las castas privilegiadas le nacía de no poder conciliar en su cabeza y menos en
su corazón que quienes con las palabras defienden la igualdad entre los hombres, las niegan flagrantemente con sus vidas. Ella no iba con vueltas”.

Su vida terrenal fue casi un suspiro; pero suficiente para ganarse el amor eterno de nuestro pueblo.

15 DE JULIO | A ONCE AÑOS DE LA LEY DE MATRIMONIO IGUALITARIO

Hace once años sancionábamos una ley pionera en nuestra región y en todo el mundo: la Ley de Matrimonio Igualitario.

Con la fuerza de LGBTI+ y la decisión política de un gobierno que siempre amplió derechos, nos convertíamos en una sociedad más justa, siendo así el primer país de Latinoamérica y el décimo a nivel mundial en reconocer los mismos derechos para todas las familias. Seguimos construyendo una sociedad más igualitaria.

9 DE JULIO: DÍA DE LA INDEPENDENCIA

El 9 de julio de 1816, el Congreso de Tucumán, integrado por representantes de las Provincias Unidas del Río de la Plata declaró la independencia de nuestro país.

Esta gesta histórica, que completó el proceso revolucionario iniciado en mayo de 1810, significó la ruptura definitiva de los vínculos de dependencia política con la corona española y, al mismo tiempo, la renuncia a toda dominación extranjera.

En un nuevo aniversario honramos la declaración de la independencia, acontecimiento clave de la historia política de nuestro país, sobre la cual se construyeron los cimientos de nuestra República Argentina.

Fuente: argentina.gob.ar

1° DE JULIO DE 1974 | FALLECIMIENTO DEL GENERAL PERÓN

Por Ángel Pizzorno

Juan Domingo Perón fue el protagonista principal de la historia política argentina durante 30 años. Junto a Evita, generó las transformaciones que convirtieron a nuestro país en una nación moderna, justa y soberana, con el pueblo organizado como custodio.

La independencia económica fue el primer paso para garantizar la Justicia Social y la Soberanía Política; porque sin aquella las otras dos banderas nunca se habrían alcanzado. El desarrollo argentino sin precedentes durante los dos primeros gobiernos peronistas, demolió los mitos liberales que preparaban para nuestra Patria un destino de semi colonia.

El Justicialismo como doctrina, creó las Organizaciones Libres del Pueblo y fortaleció la conciencia nacional; indispensable para concretar aquella Nueva Argentina que fue modelo para las naciones que como lo había hecho la nuestra, buscaban un camino propio. Porque Perón y Evita fueron leales a nuestro pueblo, el pueblo fue leal con ellos; y esa lealtad insobornable y recíproca permitieron que El Líder condujera el Movimiento a miles de kilómetros de distancia durante casi 18 años.

El pueblo peronista soportó de todo. Vio caer sus mártires, sufrió cárcel, injurias, pérdida de derechos políticos. Pero se organizó combatiendo y bajo una sola bandera: “Perón Vuelve”. Y Perón volvió. Fue presidente por tercera vez porque así se lo demandó la inmensa mayoría de nuestro pueblo. No tuvo tiempo de encarar los cambios de fondo que la hora exigía, pero nos legó su último esfuerzo: el Modelo Argentino para el Proyecto Nacional, que ya entonces preveía los desafíos que los argentinos en el siglo XXI estamos enfrentando. Nuestro General señaló siempre que la clave de la victoria era la Unidad, la Solidaridad y la Organización. Entonces la aplicación de esa idea había sido muy importante; hoy es imprescindible.

DÍA INTERNACIONAL DEL #ORGULLO LGBTI+

Orgullo es ser libres y diversxs. En este dia reivindicamos la lucha por la conquista de derechos de todas, todos y todes.

Hoy tenemos muchos derechos conquistados, pero seguimos resistiendo, visibilizando y luchando por una sociedad libre de prejuicios, inclusiva y diversa.
Abracemos el orgullo y sigamos militando por todo lo que falta.

16 DE JUNIO DE 1955 | BUENOS AIRES BOMBARDEADA

Por Ángel Pizzorno

El 11 de junio se había hecho la procesión del Corpus Christi. La marcha terminó como manifestación antiperonista en el Congreso Nacional donde en un hecho confuso, se quemó una bandera argentina. La relación de la cúpula católica con el gobierno empeoró cuando se expulsó del país a dos jerarcas religiosos acusados de conspiración.

En ese clima político en la mañana del 16 empezó el alzamiento protagonizado por la Marina, sectores de Fuerza Aérea y políticos antiperonistas. Estaba previsto un desfile aéreo como desagravio al General San Martín por el incidente de la bandera. Pero los aviones bombardearon sorpresivamente la Casa Rosada y alrededores. Luego marinos rebeldes intentaron tomar la Casa de Gobierno, abriendo fuego durante horas hasta rendirse a tropas leales. Las máquinas lanzaron sus bombas sobre la ciudad indefensa y ametrallaron a mansalva sembrando muerte y destrucción, como Buenos Aires no había visto nunca.

El número de víctimas fatales varía según las fuentes, pero fueron centenares; y miles los heridos. Descargaron 14 toneladas de bombas en Casa de Gobierno, Plaza de Mayo y adyacencias. también atacaron el Departamento de Policía, la CGT y la Residencia Presidencial de Libertador y Agüero. Al fracasar la sedición los pilotos escapan a Uruguay donde recibieron asilo. Con ellos, varios de los dirigentes políticos cómplices.

Al triunfar el golpe gorila el 16 de septiembre de 1955, los militares involucrados en la masacre retomaron sus carreras y a muchos los ascendieron. Los cabecillas civiles alcanzaron altos cargos durante las democracias restringidas que siguieron desde 1955. Buenos Aires tiene el triste honor de ser la única ciudad abierta del mundo, bombardeada en tiempo de paz y por sus propias Fuerzas Armadas.

Evocando este acto criminal sin precedentes, Néstor Kirchner dijo el 16 de junio de 2005: “No murieron solamente ciudadanos de un partido determinado. Murieron argentinos, chicos que iban en colectivo, hombres y mujeres que por ahí salían a buscar trabajo, a encontrarse con sus familiares. Qué salían de almorzar; murieron argentinos que por ahí estaban de acuerdo con los que tiraban las bombas. Por la incomprensión, la intolerancia y la irracionalidad de quienes las tiraban ni siquiera ese tipo de cosas alcanzaban a medir, era tal la acción de odio, que no importaba”.